miércoles, 4 de diciembre de 2013

LA FIESTA DE LA PRIMERA COMUNIÓN


Ya es la temporada para las primeras comuniones en muchos rincones del mundo dentro de la Iglesia Católica. Y, comenzando el tiempo de Adviento, en nuestra parroquia el fin de semana pasado, hemos estado de fiesta de Primera Comunión. Después de dos años de catequesis, los niños han recibido a Jesús por primera vez en la Eucaristía. La fiesta simboliza la gran alegría que experimenta la iglesia entera en general y la Iglesia parroquial en particular porque estos niños se unen a todos los cristianos del mundo entero por el sacramento de la Sagrada Comunión. Cada fiesta como esta, nos recuerda nuestra primera Comunión. La manera que nuestra familia y nosotros mismos nos preparamos para esta gran fiesta. Que satisfacción, que alegría después de recibir al Señor. Un paso más en nuestra vida cristiana y en nuestra vida de fe.






El fin de semana anterior, estos niños, realizaron un retiro a modo de una intensa preparación en íntima relación con Jesús, por medio de la oración, adoración, formación, recreación y la Santa Misa, viviendo todo esto, como una experiencia viva con nuestro Señor Jesús.






Felicidades a nuestros niños catequesis y que sigan adelante en su compromiso de fe, uniéndose a Jesús y a la Iglesia entera, en cada Eucaristía.









“Cuando los dos discípulos regresaron de Emaús y llegaron al sitio donde estaban reunidos los Apóstoles, les contaron lo que les había pasado por el camino y cómo habían reconocido a Jesús al partir el pan”. (Lc 24)





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario